top of page

¡Feliz Día del Padre!

Ya está aquí el Día del Padre, una fecha muy especial que se celebra este domingo 21 de Junio para reconocer la labor de los padres de todo el mundo. No hay nada mejor que demostrar el cariño que sentimos hacia los demás, y más, si es una persona tan querida como un padre.



Es típico reconocer la labor que ejercen los padres en la educación y el cuidado de sus hijos. Es costumbre hacerles algún regalo especial a los protagonistas de este día. Seguro que de pequeño has hecho alguna manualidad que consiguió emocionar a tu padre. En las neveras de todo el mundo cuelga algún imán sosteniendo los dibujos de los más pequeños en el que se puede leer “papá”, hechos con amor para este día. Además, los collage con macarrones o pinzas de madera, tazas personalizadas con pinturas o mensajes pintados a mano, una foto familiar decorada con papel de seda o de espejo, pequeños cuadros dibujados con las manos por los pintores más creativos de la casa son los presentes más populares durante esta celebración.

Ser padre no es tarea fácil, desde el primer momento en el que ves los ojos de tu bebé recién nacido sientes una sensación inigualable y sabes que la vida te ha cambiado. De repente el mundo se para y no puedes dejar de mirar esas pequeñas manos, esa boquita minúscula y aunque la sala esté llena y sus llantos suenen con fuerza, tú no puedes más que escuchar el latido de su corazón, que late con fuerza, dando el inicio a una vida nueva. Sólo los padres sabrán la sensación que se tiene al tener un hijo, al verlo por primera vez; pero ésta es tan solo la primera de muchas alegrías. Poco a poco, te vas dando cuenta de que esa criaturita se parece más a ti. Empieza a imitar tus gestos, quiere alzarse para andar y cuando menos te lo esperas, ya corretean por casa. Y sin darte cuenta crecen, crecen y siguen creciendo.


Cada momento en nuestra vida es único, por ello es muy importante disfrutarlo. Lo que un padre haga con su hijo marcará para siempre al pequeño, ya que sin saberlo estará moldeando su carácter, su personalidad e incluso, su autoestima. Es innato, todos los padres sirven de modelo para sus descendientes y ninguno es una excepción. Puede que pase el tiempo, que te hayas distanciado de tus padres o familiares directos, pero nunca olvides que para él siempre has sido y serás ese bebé que cabía en sus manos, aquel que se pasaba las noches llorando, ese pequeñín que correteaba por toda la casa.



Fuente:blog.latiendahome.com

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page